Buscar

#28


Aún cuando parte de nuestra historia se encuentre rota como éste aripo, en él sigue intacto el código genético de nuestros antepasados, representado en el ADN (NEÓN) que simula las olas del Mar y en el cielo una huella dactilar que no es más que nuestra identidad.

Entradas Recientes

Ver todo