top of page

Bera Bauza da imagen física a WEF Venezuela, quienes reconocen sus 30 años de trayectoria artística





14 Dic, 2023 | La WEF (Women Economic Forum por sus siglas en inglés), capítulo Venezuela, ha reconocido la amplia trayectoria artística y de gestión cultural de la maestra de la plástica margariteña Bera Bauza. Esta es otra joya que se suma a la diadema de servicio y entrega de esta hija ilustre de Nueva Esparta.

 

Y es que la actividad de Bauza en los últimos lustros ha sido incansable y notoria. Hace apenas un año, ganó un sitial en la Trienal de Arte Latinoamericana en Nueva York (2022). En esa oportunidad, el prestigioso evento versó sobre la “Abya Yala: Orígenes Estructurales”, temática muy conocida y trabajada por la artista, y que abordó magistralmente dejando en alto el gentilicio Guaiquerí.

 

Si bien ella no estuvo presencialmente, su obra sí. Pero esa vicisitud era parte de un plan mayor.

 

Todas las buenas labores están conectadas entre sí

 

Justo el día de inicio de la Trienal —22 de septiembre del 2022—, en el Hilton de la ciudad de Guayaquil se llevó a cabo la Cumbre Mundial de Mujeres. En ese importante evento estuvo Bera Bauza. Ella fue invitada en su calidad de artista plástica internacional. La margariteña, a manera de agradecimiento por la invitación, donó una de sus obras, la escultura “La danza en la vida”, elaborada en las artes del fuego, fundida en aluminio. 

 

La pieza causó una honda y sensible impresión en los asistentes, al punto de que la presidenta de la Fundación Mujeres sin Límites pidió a Bauza que dirigiera unas palabras al público presente. En ese instante, la maestra no solo explicó el motivo de la obra, sino también habló de su Tierra de la Sal y de su paso por las costas del Pacífico —más específicamente la Península de Santa Elena, donde radicó por 5 años— para conocer más de las manifestaciones culturales y artísticas de la región y robustecer así su propia obra, su conocimiento y legado.

 

Tras la exposición de motivos de Bauza, la Dra. Roselin Cabrales, conferencista que representaba a EEUU —venezolana también—, se conmovió enormemente. Momentos después, en la cena, ambas compartieron sus impresiones y se creó un vínculo profesional y humano en pro del resalte de los valores patrios venezolanos en el extranjero.

 

Un mes después, en octubre del 2022, Cabrales contactó a Bauza y le habló sobre un evento de la WEF Venezuela. Para dicho encuentro se había decidido, previa evaluación de la carrera artística de la margariteña, nombrarla miembro honorario y parte de la directiva. La maestra de la plástica no dudó ni un segundo en aceptar tan generoso y acertado lauro.

 

Este puesto otorgado a Bauza abrió muchas puertas en distintos países, ampliando el alcance de su trabajo. En México, por ejemplo, se dio la exposición de “La mariposa monarca”, pieza icónica de la margariteña.

 

El retorno a casa y el nacimiento de la imagen de la WEF Venezuela

 

De vuelta a casa para compartir lo aprendido durante esos 5 años de estudios de otras culturas suramericanas, Bauza recibió la propuesta por parte de Cabrales de darle un rostro a la WEF Venezuela por medio de su arte. Ella, por supuesto, aceptó. Tras el sí, la doctora, nativa de Maracaibo, expresó su necesidad de que la efigie a ser creada diera visibilidad a la mujer indígena guajira, y para ello le cedió el logo que sería su inspiración.

 

Tras analizar a fondo los datos recibidos, Bauza pasó tres meses metida en su taller estudiando, haciendo diversas pruebas de materiales y maquetas para lograr dar con la forma precisa que honrara a la mujer guajira y a la organización. Inicialmente, quiso usar el bronce fundido, pero la obra no terminó de dar el mensaje que ella deseaba. También intentó en vaciado de resina plástica, y tampoco se logró el resultado anhelado.

 

Sin embargo, todo cambió cuando Bauza visitó a Jesús Pitiguey en la Carpintería y Materiales Pitiguey. Ella le planteó a él la idea y el mensaje que buscaba transmitir, y el consejo del experimentado ebanista permitió dar con lo que se buscaba. Resultó que el material idóneo que daba el color, la nobleza, la belleza, la fortaleza, la naturalidad y la sencillez propia de la mujer indígena guajira era el tronco del samán. 

 

Fue esta madera la que terminó asumiendo cada línea, cada corte que definía la forma que la artista deseaba. Luego de hallada la carne de la obra, su elaboración fluyó naturalmente. Después de terminada la pieza, esta fue frotada con cera de abejas para pulirla. El color de la cara fue dado con pinturas al óleo buscando la semejanza al pigmento natural que usan las indígenas para decorar su rostro.

 

Cada detalle en la creación y el ensamblaje fue cuidado para que la obra se percibiera lo más natural posible. Es decir, que no llevara tornillos ni pernos metálicos que evitaran que se viese orgánica. Cuando la Dra. Cabrales vio la obra, quedó encantada. Fue así como la WEF Venezuela llegó a tener, pues, un rostro físico elaborado por una margariteña.

 

Finalmente, la obra fue develada en noviembre pasado durante un evento internacional de la WEF llevado a cabo en Maracaibo, estado Zulia. En dicho encuentro se entregó una placa a Bauza en la que se reconocieron sus 30 años de carrera artística. Tras celebrarse el importante acontecimiento, Cabrales expresó por las redes: “¡Gracias… por ser la artista que logró esculpir a nuestra ‘Musa’!”

 

Bera Bauza, un ícono de la mujer Guaiquerí que sigue dejando en alto su gentilicio

 

La mujer que pintó su “Altar del pescador”, sus “Varaderos”, sus “Loros cabezas colorada”, sus “Vendedoras de pescado” persiste en su labor creativa, en su carrera de servicio al prójimo y exaltación de los valores neoespartanos sin pasar desapercibida, sino que es reconocida por ello a nivel nacional e internacional. 

 

Es un orgullo contar con su amistad cercana y poder presenciar la expansión de su obra, que es la voz de nuestras mujeres hecha colores, trazos, formas en los metales y demás cuerpos nobles. Desde este rincón transeúnte, celebro tu vida y pido a Dios que siga bendiciéndote y abriendo puertas, una tras otra.

 

****************

Puedes leer este artículo también en tu diario Sol de Margarita haciendo clic aquí.


Comments


bottom of page